Tener un crédito es tan esencial como irse de roadtrip por la isla con tus amistades más cercanas: justo y necesario. 

¿Quieres comprarte un carro, rentar tu primer apartamento o financiar el celular que tanto has esperado? Necesitas tener buen crédito, mientras más alta tu puntuación, mejor.

Aquí unos tips sencillos para mantener tu crédito en óptimas condiciones:

1. Mantén tu historial de pago al 100%

Tu historial de pago (payment history) representa el 35% de tu puntaje — el factor más importante. Sin embargo, con el corre y corre de todos los días, es posible que se nos pase la fecha límite para pagar por un día o dos.

Muchas instituciones financieras dan varios días de gracia antes de reportar esta actividad negativa a las agencias de crédito (Experian, TransUnion y Equifax). Pero cuando pasan 30 días o más del vencimiento de tu pago, tu cuenta puede ser clasificada como morosa (delinquent) en tu reporte de crédito.

Esta marca o actividad negativa, puede permanecer en tu reporte hasta por siete años y bajar tu puntaje significativamente. Por esto, pagar tus cuentas a tiempo debe ser un top priority.

Una forma de lograr esto prácticamente sin esfuerzo, es agendando tus pagos1 en Mi Banco. A través de esta herramienta, puedes automatizar tus pagos a más de 5,000 comercios, para que siempre estés al día.

2. Usa tus tarjetas - pero ojo con los balances

Comprar usando tus tarjetas de crédito tiene muchas ventajas. Por ejemplo, acceso a ofertas exclusivas, recompensas, acumulación de puntos y “bonos de bienvenida”. Pero utilizar el límite completo mensual puede afectar tu índice de utilización de crédito (credit utilization ratio) el cual representa un 30% de tu puntaje.

Para evitar afectar esta porción de tu crédito es crucial mantener los balances de tus tarjetas y otras líneas de crédito bajo control.

Platea x Popular Tip: Como regla general, debes mantener tus balances por debajo del 30% de tu límite.

Por ejemplo, si tu tarjeta tiene un límite de $1,000, tu balance no debe exceder los $300 de mes a mes.

Si es posible, paga el balance del estado de cuenta todos los meses. Así mantendrás tu crédito en óptimas condiciones y a la vez ahorrarás dinero en intereses. Algo que te puede ayudar con esto es activando Mi Banco Alertas2. Este feature te notificará automáticamente de transacciones en tu cuenta, ayudándote a estar al tanto de cuánto vas gastando al mes.

3. Sácale ventaja a tus suscripciones y otras cuentas no tradicionales

Normalmente, solo las cuentas de tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos estudiantiles y otras son reportadas a las agencias de crédito. Sin embargo, los pagos que haces a las cuentas de agua, luz, teléfono y tus suscripciones de Netflix, Hulu o Max, nunca se reflejan.

Servicios como Experian Boost, te pueden ayudar a mejorar tu crédito casi al instante — y libre de costo — al permitirte recibir crédito por estas cuentas no-tradicionales. También puedes hablar con el dueño o administrador de tu contrato de alquiler para reportar estos pagos a las agencias de crédito y subir tu puntaje si no tienes hipoteca. Ahora bien, recuerda también hacer tus pagos de estos servicios a tiempo.

4. Consolida tus deudas

Si tu crédito está en buenas condiciones (670 o más alto), y tienes varias tarjetas de crédito, podrías solicitar un préstamo personal para consolidar tus deudas.

Platea x Popular Tip: En Popular, los préstamos personales³ tienen tasas de interés fija durante el término que escojas.

Al consolidar tus tarjetas de crédito –especialmente las de tiendas que por lo general tienen intereses bien altos– con un préstamo personal, no solo tienes potencial para ahorrar dinero en intereses, sino también de salir de deudas en dos o tres años.

5. Monitorea tu crédito

Un estudio reciente4 reveló que más de un tercio de los consumidores tienen errores en sus reportes de crédito. Estos varían desde balances incorrectos hasta cuentas que ni siquiera le pertenecen a la persona. Muchas veces estos errores no se corrigen hasta que el mismo consumidor se da cuenta de ellos y los reporta a las agencias de crédito.

Esto, en consecuencia, puede afectar tu crédito. Es por eso que debes monitorear tu crédito frecuentemente, para asegurarte que esto no te suceda.

Puedes obtener una copia gratuita de tu reporte con cada una de las agencias de crédito, al visitar AnnualCreditReport.com.

Aunque estas copias no te enseñarán tu puntaje actual, en ellas encontrarás todas tus cuentas de crédito y balances. Revísalas detenidamente y verifica que todo esté en orden.

Más cerca a tus metas financieras

Estas prácticas pueden ayudarte a mejorar tu crédito día a día. Si te interesa explorar aún más recursos, puedes continuar navegando la página de Mi Futuro.