¿Por qué está pensando usted en establecer un negocio propio?

Quizás está viendo lo que otros no ven con una idea única que le gustaría comercializar, está cansado de trabajar para otro, o es una de las miles de personas que han perdido su empleo en los pasados meses y ha decidido que es el momento de labrarse su propio camino.

Cualquiera que sea la razón, el nuevo empresario debe saber que establecer un negocio requiere un compromiso total y muchos sacrificios, no sólo económicos, sino de su tiempo personal y familiar.

Para los que están dando el paso de ser empleados a ser sus propios jefes, la rutina de realizar una o dos tareas específicas al día se transforma en una de numerosas responsabilidades con el negocio, sus empleados, sus clientes, sus suplidores y toda la red de apoyo que rodea a la empresa.

Es por eso que antes de lanzarse a establecer su negocio, es importante que haga una auto-evaluación de sus fortalezas y debilidades y que se asegure de que tiene la pasión requerida para lograr el éxito, ya que su empresa no será sólo una fuente de sustento para usted y su familia, sino también un estilo de vida que se debe disfrutar a plenitud.

Así como fue desarrollando su visión de negocios, la decisión de comenzarlo no se debe tomar a la ligera. La información que presentamos a continuación le ayudará a determinar si lanzarse a la aventura de establecer un negocio propio es lo mejor para usted en este momento.

¿Debo empezar mi propio negocio?

Usted no se lanzaría a correr un maratón sin asegurarse antes de que sus piernas están en condición óptima y de que tiene la energía y la resistencia necesarias para llegar a la meta.

Leer artículo

Cómo explotar sus fortalezas y reducir sus debilidades

“Conócete a ti mismo” equivale a reconocer que tenemos algunas buenas cualidades o habilidades y aceptar que tenemos mucho que mejorar en cuanto a otras.

Leer artículo

Los cambios en la vida social y familiar del nuevo empresario

Lograr un balance saludable entre trabajo y familia no siempre es una tarea fácil y el comenzar una nueva empresa puede afectar aún más ese equilibrio.

Leer artículo