Medidas preventivas para tu negocio

Tu negocio es importante para ti, tus clientes y para Popular. Es esencial que tomes las medidas preventivas para protegerlo. Descubre cómo puedes hacer de tu negocio uno más seguro.

Medidas preventivas para tu negocio

Contraseñas

Establece contraseñas difíciles de descubrir. Evita seleccionar una clave de acceso fácil de descifrar, como el nombre de tu negocio o tu fecha de nacimiento. Sugerimos que tus contraseñas tengan ocho caracteres que incluyan letras mayúsculas, minúsculas y números. Cámbialas periódicamente y no las compartas.


Email

Es importante que te mantengas alerta al abrir correos electrónicos relacionados con tu negocio. Existen diversos métodos inventados por hackers que podrían poner en riesgo información confidencial.

Phishing es una técnica utilizada por hackers para obtener acceso a tu información, o a tu sistema, a través de un email en el que se hacen pasar por alguna institución financiera, o entidad de gobierno, mediante el cual solicitan información sensitiva de tu negocio; número de cuenta bancaria, de ruta bancaria, el PIN de tu tarjeta o verificar tus credenciales, entre otros. ¿Qué hacer? Simplemente no hagas clic.


Algunos tipos de phishing:

Fraude del CEO - Mensaje en el que una persona se hace pasar por el jefe o alto ejecutivo de una compañía, ordenando la transferencia de fondos a una cuenta bancaria debido a una emergencia.

Suplidor falso - Notificación por parte de un suplidor falso solicitando un cambio de número de cuenta o el pago inmediato de una factura ficticia para evitar la cancelación de un servicio.


Otras técnicas:

  • Ofertas demasiado fabulosas, con oportunidades de inversión increíbles
  • Enlaces a páginas de Internet falsas de supuestos “prospectos suplidores”
  • Ventanas emergentes (pop-ups) con anuncios, mensajes, o ventana de ingreso a una página web no solicitada

Si tú o alguno de tus empleados accede a uno de esos correos sospechosos o coloca información sensitiva en algún enlace toma acción al instante. La mejor defensa: corrobora la información y hazlo por varios medios. Es importante que diseñes una política de divulgación de información y de manejo de emails e internet y se la expliques a tu personal. Alértalos y oriéntalos de todos los peligros.

Te ofrecemos más consejos para identificar correos electrónicos sospechosos aquí.