Tu familia está creciendo.  Un hijo trae muchas bendiciones, pero también muchas preocupaciones que debes atender. 

 

  • Revisa tu póliza de vida o adquiere una si aún no lo haz hecho.  Ahora tienes una vida que depende de ti, y debes proveerle en caso de que faltes.  Con una póliza de vida puedes proveer para su educación, su sustento y su bienestar.  Puedes escoger entre una póliza de vida a término o de vida permanente. 

 

  • Prepara un testamento. 

 

  • Adquiere una póliza de incapacidad.  Si no puedes trabajar, ¿cómo vas a cuidar de tus hijos? Con este producto obtienes la tranquilidad de saber que podrás seguir aportando a la seguridad de tus hijos, aún estando incapacitado.

 

  • Revisa la cubierta de seguro de tu plan de salud y acógete a un plan familiar. Si tu plan médico lo provee el patrono debes estar pendiente de las fechas límites establecidas para que inscribas a tu hijo en el plan.   

 

  • Es posible que consideres cambiar tu auto.  Si es así, revisa tu póliza de seguro y considera también aumentar la cubierta de responsabilidad legal en caso de accidente.  Pregúntale a tu representante de seguros por una póliza de exceso personal (“umbrella”) que ayude a proteger mejor los recursos financieros que has acumulado en caso de una demanda por un accidente de auto o un accidente en tu hogar.

 

  • En esta etapa, seguramente has acumulado más activos, por lo que debes considerar una póliza de exceso personal (“umbrella”) para ampliar tu cubierta de responsabilidad legal en caso de alguna demanda. 

 

  • Considera una póliza Multilineal Personal. Con esta póliza puedes ahorrar dinero, incluyendo en una sola tus cubiertas de Auto y Propiedad.

 

Nuestro personal licenciado en seguros te puede orientar. Para más información llámanos al (787) 706-4111 o contáctanos para una cotización.